Casas Rurales España Cases Rurals Espanya Landa etxeak Espainia Casas Rurais España Rural Houses Spain Landhäuser Spanien Maisons Rurales Espagne Case di Campagna Spagna Landhuizen Spanje Casas Rurais Espanha Kottedgi v Ispanie
propietarios alojamientos
Busca por alojamiento
Busca por pueblo
-
Alojamientos > Extremadura > Cáceres > Mata de Alcántara > Apartamentos Rurales La Fontanina
imprimir

Apartamentos Rurales La Fontanina

Apartamentos Rurales en Mata de Alcántara (Cáceres)

icono casa icono persona 2-4+1 plazas icono euro 15 € persona / noche aprox. icono coche 60 km de Cáceres icono compartir Compartir: icono twitter icono facebook icono googleplus icono pinterest
Apartamentos Rurales La FontaninaApartamentos Rurales La FontaninaApartamentos Rurales La FontaninaApartamentos Rurales La FontaninaApartamentos Rurales La FontaninaApartamentos Rurales La FontaninaApartamentos Rurales La FontaninaApartamentos Rurales La FontaninaApartamentos Rurales La Fontanina
Página web

 

927 223..Ver teléfono

 

Formulario de contacto:

 

Casa Apartamento Rural 2 estrellas Extremadura

Perfectos apartamentos  integrados en Complejo Turístico, especial para familias y amigos, para descansar, descubrir o celebrar; Goza de la tranquilidad y armonía que se respira en la localidad y con toda la seguridad y tranquilidad para aquellos que viajan con niños/as.

 

Se encuentran enclavados en un punto estratégico idoneo para descubrir tres zonas como son Tajo-Salor,  Tajo Internacional y Portugal en una distancia inferior a los 30 Km. 

 

Cuenta como complemento con un Albergue integrado que da la posibilidad de ampliar plazas y disponer de espacios adiciones como salones, terraza o patios para disfrutarde una estancia en grupo o familia.


Tarifas

icono euro Precio medio: 15 € persona / noche aproximadamente
icono persona Capacidad: 2-4+1 plazas

SERVICIOS

PRECIO

Alquiler apartamento para uso de dos personas

40 €/noche + IVA

Para tres personas

50 €/noche + IVA

Para 4-5 personas

60 €/noche + IVA


Ver precios detallados en su web

Características

- Admite animales de compañía.
- Exterior: jardín, patio, terraza, barbacoa.

- Interior: calefacción, aire acondicionado, salón, salón-comedor, televisión, cocina, vitrocerámica / inducción, microondas.

- Servicios: documentación disponible sobre la zona, venta de productos locales, se ofertan cursos, talleres.

- Situación: en el casco urbano, acceso asfaltado.

- Idiomas hablados por los propietarios: español inglés

Entorno y actividades

El Complejo Turístico La Fontanina se encuentra en la localidad de Mata de Alcántara, este municipio está situado en un pequeño llano ondulado al sur del Tajo. Limita con Alcántara por el norte, este y oeste y por el sur con Villa del Rey. Y se encuentra a tan solo 18 kilómetros de la frontera con Portugal.

Atractivos Turísticos
Mata es sinónimo de dehesa, de encinas y de sosegada vida rural. Su devenir histórico está sujeto al pastoreo, como muestra el ingente patrimonio en forma de buhíos repartidos por todo su término. Hasta el S.XIX era nombrada como La Mata, dependiendo desde el medievo de la Orden de Alcántara, orden militar que ha vestido su historia y moldeado sus monumentos. Durante la época de mayor esplendor de la orden alcantarina, S.XV y XVI se construyó su templo renacentista, la Iglesia de Ntra. Sra. de Gracia. El templo está considerado Bien de Interés Cultural.
     

Por el pueblo aún puede verse alguna chimenea y dos ejemplos de chozo dentro del casco urbano: uno de ellos es el "bujío de las Viñas" en la calle del Moral.
     

Podemos encontrar  también la Calleja de los Lavaderos una Angosta y variopinta calleja que nos conduce a un regato en el que antaño las mujeres del pueblo lavaban las ropas de su familia, y en el que se pueden apreciar en la época de lluvias una bella cascada rodeada de un quebrado paisaje y no nos podemos olvidar que en este municipio se encuentran restos arqueológicos muy interesantes, como son las tumbas paleocristianas o tardo romanas, esculpidas en piedra granítica, repartidas por la dehesa boyal, encontrándose las más cercanas en la ermita de San Lorenzo.
     

La Ermita de San Lorenzo, patrón de la localidad es un emplazamiento tranquilo, al cual accedemos saliendo de la población, al este, por la carretera de Garrovillas de Alconétar, en la dehesa de la Montosa. Además de la Ermita, podemos encontrar tumbas antropomorfas trabajadas en granito, así como curiosas formaciones de bolos. En definitiva, un lugar de recreo público lo constituye el embalse de abastecimiento donde hay un merendero y un bonito chozo pastoril.
     

Igualmente pueden contemplarse altares rupestres, molinos y bujíos o bohíos, estos últimos con funciones ligadas a las actividades agroganaderas. Servían de refugios temporales a pastores y campesinos. Aquí guardaban los aperos y los utensilios de labranza. En la actualidad, su estructura está siendo recuperada para nuevos alojamientos rurales.
Mirador. Construido en piedra y de unos 6 metros de altura. Desde lo alto se puede observar una buena panorámica de la dehesa matiega, y multitud de aves en su hábitat natural.
     

En la localidad destaca la iglesia parroquial de Santa María de Gracia,  esbelto edificio de sillería, en su interior alberga un gran retablo que corresponde a finales del siglo XVI.
Espacios Naturales
     

Si nos centramos en su entorno natural, el  visitante puede observar un rico espacio natural compuesto por grandes dehesas y charcas, destacan la Charca de Cueto y La Laguna  para la pesca de la tenca. Corredor natural Rivera de la Mata, escenario repleto de choperas y olmedos, encinares adehesados, todos ellos emplazamientos idóneos para la observación ornitológica.
Bohíos.

 

Uno de los elementos más característico del paisaje de estas tierras son los bujíos o bohíos, construcciones agroganaderas típicas de la zona. Con forma circular y levantados en mampostería de pizarra o granito, se utilizaban para almacenar en su interior el alimento del ganado o para dar cobijo a las personas que en estas tierras cuidaban del mismo, teniendo en su interior un amplio banco circular que al mismo tiempo que asiento, en el centro del bohío la lumbre calentaba a sus moradores.      

 

El origen de los bohíos de esta zona hay que buscarlos en la época celta.


El Embalse de la Laguna. En las inmediaciones de la charca de la Laguna se han reconstruido un bohío y unas zahúrdas propios del lugar, haciendo en la zona un área de recreo donde poder disfrutar de la pesca, de la observación de aves acuáticas o simplemente de un relajante paseo por la zona. Lo encontraremos muy cerca de la carretera de Mata de Alcántara en dirección a Villa del Rey.
La Peña Carnicera. Se trata de un gran bolo granítico que presenta unas oquedades estratégicamente situadas para permitir el acceso a la parte más alta de la roca, donde hay una pileta excavada. Bien pudiera tratarse de un santuario rupestre de época prerromana.


Senderismo
Ruta: el Pontón de Naharro
Iniciamos la ruta en la Plaza de España, junto a la iglesia de Santa María de Gracia y nos dirigimos al Arroyo de Arropalma, a las afueras del pueblo, por la calle Rivera.

 

DESCRIPCIÓN DEL RECORRIDO: En las tres primeras bifurcaciones giramos a la derecha, hasta encontrar una cuarta en la que nos desviamos a la izquierda. Inmediatamente vemos los pozos Nuevo y Jaraiz, No abandonamos este camino y al llegar a la pista (veremos señales blancas y rojas del GR 113) giramos a la izquierda. A escasos metros a la izquierda está el comedero de buitres y otros carroñeros, punto de encuentro fundamental para la supervivencia de estas aves, buen lugar para observarlas.

 

Seguiremos viendo estas marcas blancas y rojas hasta el puente de hormigón. Desde allí, sobre las aguas del arroyo de la Rivera, vemos a la derecha el Pontón de Naharro. Continuamos dejando el arroyo a nuestra izquierda, atravesando una dehesa privada que abandonamos al llegar a la cancela junto a la carretera. Cruzamos hasta la ermita de San Lorenzo. Después de visitar la ermita, volvemos a cruzar la carretera entrando por la cancilla contigua a la anterior y entramos de nuevo en la dehesa boyal. No abandonamos ese camino hasta llegar a Mata de Alcántara.

Ruta: El arroyo de la Rivera
La ruta discurre hacia el este del núcleo urbano, teniendo como principal atractivo y eje del recorrido al Arroyo de la Rivera, que proveniente de Brozas y Villa del Rey, atraviesa Mata de sur a norte buscando la desembocadura en el Embalse de Alcántara. El recorrido circula por terrenos alomados y suaves de la Dehesa Boyal de la Montosa, que se hacen más inclinados y pedregosos en el descenso y la subida al cauce de la Rivera, donde principalmente dominan el monte bajo y matorral. El régimen del arroyo es claramente estacional y se encuentra seco en el estío, a excepción de pequeños charcones donde se resguarda una interesante fauna.


En primer término la ruta pasa por la dehesa boyal del pueblo, con un típico encinar envejecido, con claro carácter antrópico, por transitadas pistas ganaderas y terreno prácticamente llano; luego se adentra en la colada de la Montosa, donde el paisaje se vuelve más espeso y quebrado, montuoso, hasta llegar a la carretera de Garrovillas a Alcántara, para continuar desde el paso de la Rivera a la altura del molino de Pantrigo por un camino en peor estado, con repechos, curvas y surcos abiertos por la escorrentía de la lluvia, entre berrocales y matorrales de leguminosas principalmente, dejándose ver a nuestra izquierda el valle que forma el arroyo, y a la derecha terrenos llanos de Alcántara con varias casas de labor.

 

La bajada al arroyo no es demasiado tortuosa, pero peor es la subida desde el Pontón de Naharro hasta Mata dado el mal estado del camino, la rocosidad y pedregosidad que nos encontraremos.

Ruta GR 113
El GR 113 cuenta con un recorrido de más de mil kilómetros que sigue la vera del río más largo de la Península Ibérica, el Tajo. Incluido en el programa de caminos naturales del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, desde su nacimiento en los Montes Universales en la Sierra de Albarracín hasta la frontera portuguesa en Cedillo, el Camino Natural del Tajo recorre un sinfín de paisajes y gran parte de la historia y cultura de la Iberia interior.

El sendero atraviesa de este a oeste las provincias de Teruel, Guadalajara, Madrid, Toledo y Cáceres, desde donde entra en Portugal por Cedillo.


Etapa 38: Garrovillas de Alconétar- Mata de Alcántara.
Desde la ermita del Cristo del Humilladero, que se encuentra a la salida de Garrovillas, parte el sendero a mano izquierda. Nada más empezar a caminar aparece a la izquierda del camino el convento de San Antonio de Padua, monumento representativo de la época de los Reyes Católicos, que merece la pena visitar.


Convento de San Antonio de Padua a la salida de Garrovillas de Alconétar
Esta primera parte del Camino, que transcurre por una cómoda pista de amplio trazado atravesando zonas de pasto, olivos y encinas (Quercus ilex), acerca al viajero a los pinares de Garrovillas. En este tramo el Camino Natural coincide con la traza de la “Ruta de los Almendros”, una de las rutas que forma parte del proyecto TRANSLANA; que es una iniciativa comunitaria desarrollada entre España y Portugal y que surge como una apuesta de revalorización de los caminos culturales ancestrales.
     

El Camino pasa cerca de un cortijo tras el cual se debe atravesar una portilla. A partir de este punto, se hace más sinuoso y estrecho, dirigiendo al caminante hacia el pequeño arroyo de Rehana, después del cual la senda se vuelve más cómoda. Durante este trayecto se puede disfrutar de las grandes rocas graníticas del camino, que conforman un llamativo paisaje.
     

Se trata de un paisaje ondulado, granítico, donde el pino piñonero (Pinus pinea) ha sido capaz de competir con la encina. El pinar ofrece un recurso natural como es el piñón, que además de ser aprovechado por el hombre, es utilizado a la llegada del invierno por aves especializadas en frutos forestales. La senda se hace más empinada y algunos puntos están dotados de escalones construidos con troncos de madera, dispuestos directamente sobre el terreno, que facilitan el paso a través de las zonas más empinadas. Al alcanzar lo alto de la loma se encuentra a la vera del sendero un asentamiento apícola similar al “cortín” asturiano. Una vez alcanzado el paraje de Peón, lugar donde se ubica una cantera, se puede disfrutar de una impresionante vista del pinar.
     

En lo alto de esta loma discurre de nuevo el Camino por una cómoda pista, que atraviesa amplias zonas de matorral y repoblaciones forestales. Aquí se encuentran unas instalaciones ganaderas desde las que el visitante contemplará la imagen al fondo del pantano de Alcántara. Continúa el trayecto durante un largo trecho atravesando un paisaje similar; el ganado sale al paso casi de forma continuada, especialmente junto a algunas charcas o lagunillas donde estos animales abrevan. El Camino atraviesa varios cotos de caza, que en ocasiones están cerrados con portillas y otras veces están dotados de pasos canadienses.
     

El paisaje experimenta un ligero cambio al acercarse a una majada donde pasta el ganado, cerca de un arroyo. Y es que en varias ocasiones a lo largo de esta etapa el viajero pasa por pequeños cursos fluviales, destacando los del río Alcalfe y el arroyo Rivera de la Mata, salvando el primero mediante un puente y el segundo mediante un vado de piedra. Los verdes pastos contrastan con el resto del paisaje que ha ido acompañando al camino. Encinas y olivos surgen de nuevo para dejar atrás el paisaje arbustivo característico de este largo trecho.
         

El Camino cruza un puente en las proximidades de Mata de Alcántara
     

Muy cerca ya del destino final, la etapa entra en un encinar donde los ejemplares centenarios ofrecen al caminante una bonita estampa. Es fácil observar a los buitres, sobrevolando tranquilamente esta escena en grandes grupos, que fácilmente pueden superar los veinte individuos. En esta zona, el viajero cuenta con un área de descanso con mesas y bancos de madera, dotada de escalones rústicos de acceso. A la salida del encinar el camino transcurre bordeando una pequeña presa, después de la cual el camino se convierte en carretera que da acceso directamente al pueblo de Mata de Alcántara.
     

Finaliza en esta localidad la etapa, tras recorrer más de 35 km por un variado paisaje, desde las zonas más abruptas en las inmediaciones del Pinar de Garrovillas, pasando por las zonas más agrestes de matorral o las típicas dehesas de encina de la comunidad de Extremadura.

Etapa 39: Mata de Alcántara-Alcántara
Desde Mata de Alcántara se inicia el recorrido de esta etapa, que en pocos kilómetros acerca al caminante a Alcántara, una ciudad llena de encanto y con una dilatada historia. Su emplazamiento estratégico condicionó su evolución histórica, encontrando vestigios de su ocupación desde el Paleolítico. Dotada de una importante colección de monumentos, destaca por su vistosidad su puente romano.
     

La etapa da comienzo en la carretera que sale de Mata de Alcántara, a la que el Camino sigue durante poco más de 2,2 km, incluyendo el giro que efectúa a la derecha en el primer cruce.
     

Pasada esta distancia, el caminante encontrará a mano derecha la entrada a un coto deportivo dotado de portilla y paso canadiense que da acceso a una pista de cómodo trazado por la que discurre la etapa. Grandes ejemplares de encinas (Quercus ilex) salpican el paisaje, donde jaras (Cistus sp.) y retamas (Retama ssp.) son abundantes.
     

El camino toma una pronunciada curva a la izquierda tras la cual se alcanzan unas instalaciones ganaderas, donde hay una mesa y bancos de piedra a la sombra de un árbol para descansar. Desde este paraje ya se puede observar la localidad de Alcántara en el horizonte. De nuevo el embalse de Alcántara aparece ante los ojos del viajero y no le abandonará ya en todo el recorrido.
     

Se puede observar cómo cambia el paisaje en las cercanías del embalse, los árboles son más numerosos en sus orillas, predominando los matorrales al alejarse de la orilla del pantano.
     

El embalse de Alcántara es un lugar idóneo para la observación de las aves. Habitan en él diferentes especies de rapaces como el buitre leonado (Gyps fulvus) o el águila azor perdicera (Hieraaetus fasciatus).
     

Transcurre el Camino durante todo el trazado por una amplia y cómoda pista, sin salvar grandes desniveles hasta la población de Alcántara. Al aproximarse a esta urbe se hace visible la presa del embalse, inconfundible en la distancia. El caminante entra en este punto en la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) “Embalse de Alcántara”.
     

En este último tramo, el Camino va por la orilla del pantano y casi al final de la etapa el itinerario cruza un puente, cerrado por una portilla, después del cual y en una suave subida se alcanza la carretera de acceso a Alcántara en pocos metros. El viajero atravesará una segunda portilla poco antes de la cual la pista se transforma en carretera y, desde este punto, podrá observar una típica construcción ganadera a mano derecha, un bohío, utilizada antiguamente por los pastores y que en la actualidad se está restaurando debido a su interés etnográfico.
     

Estando muy cerca ya del pueblo, se dejan sucesivamente a la derecha una estación eléctrica, primero, y después la hospedería conventual de Alcántara, antiguo convento de San Bartolomé, construido en el siglo XV, y que ha sido recientemente restaurado. El viajero penetra entonces a en el Lugar de Interés Comunitario (LIC) de Llanos de Brozas.
     

Desde esta posición se divisa el convento de San Benito, que se empezó a construir a principios del siglo XVI y en el que confluyen distintos estilos arquitectónicos. Tras cruzar un puente de piedra, el Camino entra directamente en la localidad de Alcántara; una pequeña población con una trayectoria histórica que la ha dotado de importantes elementos culturales: desde los dólmenes y menhires, testigos de los primeros asentamientos humanos; hasta los vestigios de la cultura musulmana, judía o romana; todos ellos dejaron su impronta en la localidad, haciendo de Alcántara la ciudad que es hoy en día.

Gastronomía
Por último, no podemos pasar por Mata de Alcántara e irnos sin degustar sus productos típicos como son los embutidos de la matanza tradicional, las ricas tencas que alimentan las charcas "Laguna" y "Nueva", coles con buche, el frite o caldereta de cordero, la chanfaina de cordero y sus dulces típicos como son las mormenteras, las empanadas y el frito huevo.

Localidades cercanas
A tan sólo 11 kilómetros encontramos Alcántara, ciudad famosa por su patrimonio, destaca el puente de alcántara,  un puente romano de seis arcos y de 194 m de longitud. También destaca el Puente de Segura y Iglesia parroquial de Santa María de Almocóvar.
     

Dentro de la localidad se encuentran varios lugares en los cuales podemos degustar la gastronomía típica de la zona, como son el restaurante “Gundin” y el restaurante “Kantara Al Saif”, en los cuales podremos probar sus especialidades como son las perdices de Alcántara, caracoles, tencas y bacalao entre otros productos típicos de la zona.
     

Como hemos señalado antes, Mata de Alcántara se encuentra a 18 kilómetros con la frontera de Portugal,  y a tan solo 58 kilometros podemos visitar las termas de Monfortinho, para relajarse en el balneario portugués, las Termas de Monfortinho son una sorpresa saludable en un entorno natural que abre las puertas al descanso, al relax, y a la salud.
     

Otras localidades cercanas para visitar: ‘Piedras Albas’, que se encuentra a tan solo 7 kilómetros  de la frontera con Portugal. ‘Villa del Rey’, ‘Aceuche’ o ‘Zarza la Mayor’o la imponente Garrovillas de Alconétar entre otras.
 

Actividades Propias:

- Paintball.

- Teambuildong.

- Senderismo.

- Canoas.

- Paseos en barco.

- Tiro con arco.

- Raid de orientación.

 

Actividades:
- Bicicleta.
- Deportes náuticos.
- Rutas a caballo.
- Quads.
- Actividades multiaventura.
- Senderismo.
- Actividades de relajación.
- Futbolín.




Localización en el Mapa

Dirección alojamiento: c/ Félix Rodríguez de La Fuente, s/n - 10970 Mata de Alcántara (Cáceres) - Coordenadas GPS: 39º 42' 56'' N / 6º 49' 0.78'' W
coche Cómo llegar desde:

Indicación del propietario

Para Llegar a Mata de Alcántara desde Cáceres:

- Deberá tomar la carretera hacia portugal y desviarse dirección Alcántara a 6 Km de Alcántara deberá tomar el desvío hacia Villa del Rey y Mata de Alcántara. Una vez en la localidad siga las indicaciones.


Alojamientos rurales cercanos a Apartamentos Rurales La Fontanina (Mata de Alcántara)


Casa Rural en Riolobos
Abuela Maxi
icono casa y habitación Casa Rural a 50 km
Riolobos (Cáceres)
Apartamentos Rurales en Trevejo

Utilizamos cookies propias para recopilar información para optimizar su visita en el sitio web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo (más información de nuestra Política de Cookies).